Satori3

Cartografía organizacional: ventajas y beneficios

Bea Catalá
Directora de Satori3
Co-creadora de TGT (Teoría General de Transformación)

Luc van der Horst
Director de Satori Lab
Co-creador de TGT (Teoría General de Transformación)

Cartografía organizacional:
ventajas y beneficios

Bea Catalá
Directora de Satori3
Co-creadora de TGT 
(Teoría General de Transformación)

Luc van der Horst
Director de Satori Lab
Co-creador de TGT
(Teoría General de Transformación)

Gerardus Mercator dijo que “los mapas son los ojos de la Historia”

¿Por qué cartografía? Tiene más importancia de la que podría parecer a simple vista. No solo es un nombre y un verbo (cartografiar) que sirve como sinónimo de mapear, sino que para nosotros es ¡una filosofía de consultoría para organizaciones coalescentes! Pasamos de diagnosticar a mostrar el mapa de la organización del cliente con el objetivo de realizar una reflexión conjunta.  Es la herramienta primordial del desarrollo de las organizaciones. La cartografía organizacional se elabora a través de las lentes de F3E® construyendo un mapa de las dinámicas sistémicas, de la cultura y la consciencia organizacional. 

De forma genérica, todo mapa tiene un propósito y un público específico. Como tal, no es un fin en sí, sino un medio para el fin que se propone el usuario.  

Adelantamos ya que, en alguna medida, existe un sesgo cultural que influye  en el qué y cómo se muestra la realidad. Este sesgo es inconsciente o puede ser intencional. Lo que atestigua este sesgo es que los mapas tienen poder: no solo influye la cultura sobre la realidad que representan los mapas, sino al revés, ¡éstos influyen en cómo vemos el mundo! Y con ello, en cómo actuamos en él. 

Antes de ahondar en las características de la cartografía organizacional nos gustaría mostrar el origen de la propia cartografía, ya que, cuando decidimos cartografiar y no diagnosticar, hacíamos algo intuitivo y no éramos conscientes de la riqueza que la propia historia de la cartografía nos ofrece. 

La palabra “cartografía” nos sugiere un poco de historia y tipos de cartas, pero es mucho más, y lo queremos compartir de forma resumida.

Historia

Hacemos mapas mentales desde los inicios de la humanidad como aptitud innata humana, construyéndonos una representación de los espacios en los que vivimos.  Debemos nuestra sobrevivencia a esta aptitud entre otros.  Es más, lo mapas mentales no solo se refieren a espacios físicos, sino también a conceptos.  Pensamos en base a mapas.  

El hallazgo más antiguo a día de hoy data de la prehistoria. 

En la cueva de Abauntz, en Navarra, España, se encontró en 1993 una pieza caliza que se interpreta como mapa de 13.660 años de antigüedad.  Este mapa indica que los habitantes tenían unas capacidades de conocimiento geográfico práctico muy avanzadas.  El mapa representa el paisaje del entorno, montañas, ríos y lagunas, y posibles rutas o caminos de acceso. 

No obstante, se considera que los inicios de la cartografía se dieron en Grecia allá por el siglo VI a.C. con los aportes de Anaximandro (610-546 aC)1 al entendimiento del origen, la estructura del universo y de la Tierra, que culmina con la construcción de un mapa del mundo publicado en su libro sobre la naturaleza. 

Uno de los aspectos más importantes en la cartografía es su versatilidad para interpretar e ilustrar situaciones y eventos sin importar la ciencia o el ámbito en el que se encuentre. Una de las cosas más representativas de la cartografía es que es capaz de volver al pasado y, de cierta manera, mostrar el estilo de vida, los territorios y muchos ostros aspectos que se presentaron en la época a la que correspondió. 

Así también la cartografía organizacional nos ayuda a entender la historia que ha llevado a la organización a tener su mapa actual. La integración consciente de la historia de la organización la fortalece y provee de sentido a lo que resulta ser hoy, para decidir también la utilidad de mantener o soltar aspectos culturales en el futuro. 

La cartografía es la disciplina que se ocupa de la concepción, producción, difusión y estudio de mapas.

Como punto de partida, la cartografía organizacional implica recopilar información de formas diversas, identificar patrones, procesar y sintetizar los datos y reproducir esta información a través de símbolos y relaciones en un documento final para una comprensión intencionada. Permite la creación de mapas de la organización y su impacto en el mercado, desde múltiples perspectivas, tanto individuales como organizacionales, y permite la reflexión y toma de decisiones co-creadas. 

Nosotros elaboramos los mapas organizacionales en base a nuestra metodología F3E que determina los patrones y sus relaciones en un marco contextual. 

La cartografía es una mezcla única de ciencia, arte y tecnología y requiere una variedad de conocimientos y habilidades profundas por parte del cartógrafo.

En pocas ocasiones solo una persona se encarga de todo el desarrollo o el estudio de un mapa. Es mucho más común que sean varias personas, formando un equipo, quienes se encarguen de las diferentes tareas. La cartografía, a su vez, requiere de conocimientos diversos (ciencias sociales, psicología, sistémica, etc.) y la capacidad de interrelación de los datos basados en F3E. También requiere de un equipo que realiza diferentes tareas, y, una fase conclusiva, una co-creación para la presentación de la foto final.  

En resumen, permite, con un lenguaje y metodología comunes, la colaboración por parte de una diversidad de expertos a la hora de elaborarla, y la comprensión y reflexión unificadas por parte también de una diversidad de usuarios. 

En el contexto organizacional, en nuestro caso, estos diversos mapas son las estructuras sistémicas de la cartografía organizacional F3E que recogen e interconectan varias dimensiones y aspectos de la organización que permiten visualizar lo que no se veía, proporcionan claves y facilitan la toma de decisiones eficaces en las problemáticas de la organización. 

 

La cartografía digital

La cartografía tiene una naturaleza dinámica. Evoluciona, como muchas otras disciplinas, en función de las innovaciones tecnológicas. El mapeo digital (también llamado cartografía digital) es el proceso mediante el cual una recopilación de datos se compila y formatea en una imagen virtual. 

La cartografía F3E se beneficia también de su vertiente digital. Se materializa en un gemelo digital de la organización que permite hacer consultas actualizadas en cualquier momento para acompañar en la toma de decisiones. Adquirió el nombre de DOTknows® en base al acrónimo en inglés: Digital Organization Twin (DOT).

Cartografía cultural, social o ciudadana

Recordemos que se elaboran mapas según el propósito y audiencia. Pueden ser para un público muy amplio (cartografía general) o un grupo específico de usuarios (cartografía temática), incluso hasta para un solo individuo. 

Estamos familiarizados con los mapas cartográficos que recogen diferentes características de un área: geográficas, geológicas, geopolíticas, náuticas. Menos conocidos, pero de especial interés para nosotros, son los mapas culturales y sociales. 

De hecho, la creación de mapas cartográficos efectivos es crucial para encontrar soluciones ante los cambios medioambientales, políticos, sociales etc., actuales a los que se enfrenta el planeta.

La UNESCO reconoce a la cartografía cultural (cultural mapping) como una herramienta y técnica cruciales para preservar los elementos culturales tangibles e intangibles.

La cartográfica ciudadana cuenta con un honorable y extenso pasado apuntando hacia varias metodologías y herramientas para diseñar contenidos y dispositivos expresivos de naturaleza táctica, crítica o disidente. Por ejemplo, en el verano de 1854, el doctor John Snow, durante un brote de cólera en Londres, geolocalizó datos referentes al domicilio de los enfermos. Es el primer ejemplo de cartografía táctica 

Según la Universidad Politécnica de Valencia y su programa de Innovación social colectiva, la cartografía social es un “método participativo de investigación colectiva que parte de una perspectiva integradora, mediante la cual se entiende que la realidad es construida culturalmente por las personas, desde sus experiencias culturales, interpersonales y políticas, las cuales influyen en la representación mental, gráfica, subjetiva y material del contexto socio-cultural”. 

Según Habegger y Mancilala cartografía social es una metodología alternativa “que permite a las comunidades conocer y construir un conocimiento integral de su territorio para que puedan elegir una mejor manera de vivirlo. Es una forma de investigación humanista y humanizadora. Es una propuesta conceptual y metodológica novedosa que hace uso de instrumentos técnicos y vivenciales”. Tales perspectivas inspiran para entender la cartografía organizacional como un proceso de planificación participativo y estratégico, en el que los propios actores reflexionan desde el mapa, poniendo en el centro la cultura y la perspectiva de las personas que trabajan en la organización y que buscan soluciones colectivas desde la participación de los trabajadores y el diálogo entre diferentes actores. 

Hay otras aplicaciones como son la cartografía del negocio, la psicocartografía, etc.

Resumen de ventajas

Resumiendo, podemos enumerar las ventajas de la cartografía organizacional así: 

1.Todos tienen la misma foto/mapa sobre la organización, lenguaje común que, a la hora de tomar decisiones, todos hablan desde el mismo lugar y realidad.  

2. Ofrece una comprensión sintética del todo sin perder la riqueza de su complejidad. 

3. Es un punto de partida más cercano a la realidad para reconocer oportunidades de fortalecimiento y entender lo que la organización quiere conservar. 

4. Promueve aperturaconfianza y diálogo dentro de los diferentes niveles de la organización 

5. Facilita alianzas entre los diferentes grupos para ayudar a promover la comunicación y el cambio cuando se requiere.  

6. Ofrece un conocimiento cultural y comportamental de la organización desde la realidad y las vivencias de todos los actores implicados. 

7. Permite romper con barreras y mitos para entender que cada organización y cada escenario aportan elementos y perspectivas distintas que son necesarios para ser una organización adaptativa consciente. 

8. Es una herramienta de empoderamiento, autonomía, innovación y libertad. 

Fuentes de inspiración