Satori3

Humanización de los robots y robotización de las personas

Bea Catalá
Directora de Satori3
Co-creador de F3E

Bea Catalá
Directora de Satori3
Co-creador de F3E

¿A quién no se le escapa una lagrimilla al ver y escuchar el soliloquio final del replicante[1] Roy Batty (Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. (…) Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia) en la película Blade Runner[2]?

Quizá esa lagrimilla se debe a un ejercicio de empatía y a que vemos en el replicante a un ser tan humano como lo podemos ser nosotros/as mismos/as.

El concepto de máquina se lo debemos a los antiguos visionarios y no sólo es materia de la ciencia ficción. Con el correr del tiempo, el ser humano ha tratado y trata de humanizar estas máquinas (androides, humanoides, robots, ciborgs) a su imagen y semejanza, pero en versiones aún más mejoradas, como es el caso de los androides de la novela de Philip K. Dick.

Se da la paradoja de que, a día de hoy, estas quinas optimizadas representan la panacea a la que el ser humano y las organizaciones quieren aspirar en busca de la perfección. Por tanto, se ha dado la vuelta a la tortilla: hemos pasado de que las máquinas fueran fieles reflejos de las personas a que las personas actúen y se conviertan en máquinas, ya que éstas realizan las funciones humanas mejor que los propios seres humanos.

Las conclusiones del World Economic Forum’s Future of Jobs Report de 2021 recogen que las skills por las que se apuesta para 2025 son:

  • Pensamiento analítico e innovación,
  • Aprendizaje activo y estrategias de aprendizaje,
  • Resolución de problemas complejos,
  • Análisis y pensamiento crítico,
  • Creatividad, originalidad e iniciativa,
  • Liderazgo e influencia social,
  • Uso, monitorización y control de la tecnología,
  • Diseño y programación tecnológica,
  • Resiliencia, tolerancia al estrés y flexibilidad,
  • Razonamiento, solución de problemas e ideación.

Se están invirtiendo billones en inteligencia artificial y robótica con el fin de que, incluso, estas skills las pueda desempeñar una máquina. La paradoja es que también hay un mercado de más de 60 billones[3] para el bienestar de las personas en el mundo empresarial.

Es decir, ¿invertimos por un lado para que las máquinas parezcan humanos e invertimos para cuidar al ser humano o para engrasar su mecanicidad?

Esta es la paradoja: queremos ser humanos, pero nos puede la mecanicidad organizacional.

¿Es ahí hacia dónde vamos? ¿Cuál es el futuro que nos espera a los seres humanos dentro de las organizaciones? ¿Vamos a perder nuestra esencia humana y esta se perderá también como las lágrimas en la lluvia? ¿O tenemos una oportunidad para recuperar la esencia humana gracias a la tecnología?

La solución es humana

Para aportar valor, tenemos que volver a desarrollar lo que nos hace humanos, un terreno en el que las máquinas no compiten, pero ahora un territorio abandonado por nosotros/as.

  • Dar sentido a nuestras acciones y realidad,
  • Consciencia de uno/a mismo/a,
  • Elección consciente,
  • Amor y belleza,
  • Soñar, ilusionarse e imaginar el futuro,
  • Un diálogo (Speak-up) consciente.

Esta tabla muestra con sentido del humor y sin ningún ánimo de ofender, a modo de caricatura, las similitudes entre máquinas y personas/organizaciones:

Máquina

Personas Organizaciones

Funcionamiento 24/7Funcionamiento 8/5… o más
KPI calidad: precisión y número de desperfectosKPI de calidad: ISO, TQM, 6Sigma, etc.
KPI productividad: piezas/hora, cálculos/hora, etc.KPI productividad: ventas/hora, llamadas/hora, etc.
Sensores para vigilar el buen funcionamientoEncuestas de desempeño, clima, y compromiso
Paneles de control y analíticasIncorporación de sensores para monitorizar el movimiento de las personas
Robotización autónomaDesarrollo de actitud de emprendimiento
Información (Tbyte/segundo)Tbyte/vida a través de formación y obtención de títulos.
Transmisión del aprendizaje instantáneo con una descarga.Transmisión del aprendizaje a través de la cultura y educación a lo largo de años
Obsolescencia planificada o no, con reciclaje (30-70%)Obsolescencia planificada a los 50/55 años con reciclaje (0-10%)
Cambio de piezas para mantenimientoCambio de empleados/as
Desarrollo IA en torno a la creatividad y espontaneidadCreatividad, aquí somos excelentes, pero no siempre se valora, o solo se entiende para determinados departamentos o funciones
Es objetivaLo subjetivo domina lo objetivo
Microprocesadores neuromórficos (procesamiento paralelo colaborativo)Técnicas y procesos para resolución de problemas complejos y recurrentes
Internet of Things -IoT- (colaboración entre máquinas)Trabajar en equipo y redes
Globalización tecnológica (protocolos de comunicación, estandarización tecnológica, etc.)Utopía de one village, una humanidad.

Nos gustaría conocer tus metáforas, ejemplos y experiencias. Puedes compartirlas dejando un comentario a continuación. 

Nos vemos en el siguiente artículo donde ahondaremos en nuestras experiencias con el diálogo (Speak-up) consciente en empresas.

 

Para aportar valor, tenemos que volver a desarrollar lo que nos hace humanos, un terreno en el que las máquinas no compiten, pero ahora un territorio abandonado por nosotros/as.

  • Dar sentido a nuestras acciones y realidad,
  • Consciencia de uno/a mismo/a,
  • Elección consciente,
  • Amor y belleza,
  • Soñar, ilusionarse e imaginar el futuro,
  • Un diálogo (Speak-up) consciente.

Esta tabla muestra con sentido del humor y sin ningún ánimo de ofender, a modo de caricatura, las similitudes entre máquinas y personas/organizaciones:

Nos gustaría conocer tus metáforas, ejemplos y experiencias. Puedes compartirlas dejando un comentario a continuación. 

Nos vemos en el siguiente artículo donde ahondaremos en nuestras experiencias con el diálogo (Speak-up) consciente en empresas.

Beatriz Catalá
Directora de Satori3
Editado con la participación de Fernando J. Lopez, Carmen Atienza y Luc van der Horst

Fuentes consultadas:

[1] Son denominados androides o «andys» —«andrillos» en algunas traducciones— en la novela de Philip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, en las que se basa la película Blade Runner. Roy Batty fue interpretado por el actor holandés Rutger Hauer.

[2] Película de 1982 dirigida por Ridley Scott. La secuela de 2017, Blade Runner 2049, fue dirigida por Denis Villeneuve.

[3] https://www.statista.com/statistics/1018521/global-market-size-workplace-wellness-industry/